El Dirigible Centro-America

Entre una cantidad de material que me proveyera hace ratos Gary Kuhn, me encontre con esta joya, que con gusto comparto con Uds.:

From “Repertorio del Diario del Salvador” No.III, Vol. XIX, Marzo 1911 - Director Roman Mayorga Rivas:

La Aviación En El Salvador:

Olvidadas por completo parecían las tentativas referentes a la navegación aérea, después de innúmeros fracasos cuando una mañana el brasileño Santos-Dumon (sic), dio una vuelta en torno de la torre Eiffel, en un globo de su invención. Desde entonces ha venido tomando incremento mâs cada día en las aspiraciones humanas el deseo de dominar el aire. En ambos continentes, hombres de gran valor mental se han preocupado del asunto.

Aquí, nuestro amigo doctor Infieri, don Pedro Alfonso Ramos, obedeciendo quizâs, a los irresistibles impulsos de una ley sociológica, ha dado cima a un proyecto de su invención para un tipo de dirigible al que el ha dado el nombre de <<Dirigible Centro-América>>

El joven Ramos no se presenta de una manera improvisada en el terreno de la invención mecánica, pues en el año de 1904, presentó a la consideración pública un proyecto sobre la construcción de una nueva motobomba de incendio de fácil manejo y de considerable potencia; desgraciadamente ese proyecto se perdió en los archivos de la oficina de Ingenieros que a la sazón se comenzaba a organizar, sin haberse hecho un estudio técnico de él. Sobre este proyecto, considero oportuno reproducir una opinión del sabio maestro doctor Darío González, que es la siguiente:

San Salvador, marzo 19 de 1904.
Señor doctor don David J. Guzmán.
Pte.
Muy estimado señor y amigo:
El joven don Pedro Alfonso Ramos, tiene la idea de la construcción de una bomba de incendio de fácil manejo; y al efecto ha trazado los planos y dibujo respectivos. El me pide mi opinión sobre la factibilidad del invento y para conocimiento de Ud., me parece que en teoría los principios en que el joven funda su invención, son buenos. Creo que el joven Ramos es un buen ingenio que necesita de alientos y protección. El desea presentar su idea en la Exposición. Recomendándolo pues, a Ud. señor, me es grato subscribirme, siempre su invariable amigo y S.S.
(f) Darío Gonzalez.>>

Es pues, el invento a que el doctor Gonzalez hace referencia, el que con merecidos aplausos abre paso al joven Ramos en el campo de la invención mecánica, y le sirve de carta de recomendación para que su segunda creación sobre la construcción del <>, sea tomada en cuenta y estudiada.

El joven Ramos es de los cruzados de la idea morazánica: Unión Centro Americana. Pertenece a esa pléyade de seres sanos, de ideas levantadas y de corazón noble que aspiran por la reconstrucción de la antigua Patria, y a ella consagran su actividad y su vida. Alentado por esa noble idea, no sin sentir la amargura consiguiente a la decepción sufrida con su primer proyecto, no ha economizado desvelos y otros sacrificios por concluir un trabajo que sea útil a su patria, y al efecto se presenta hoy con un proyecto sobre la construcción de un globo dirigible de tipo genuinamente nacional, respecto al actual el doctor Francisco Gavidia, robusta mentalidad literaria, se ha expresado así: "El interesante trabajo que el Señor Ramos ha emprendido, es acreedor a los más justos y merecidos elogios, porque en mi concepto, es de las primeras tentativas verificadas en El Salvador, por conquistar, en lo científico, y en lo general, el dominio de la invención. Ojalá se apoye generosamente su encomiable y genial proyecto de nacionalizar la fabricación del "dirigible…Hay originalidades en su proyecto… Disiento, no más, en la parte de el relativa a que se haga venir un práctico europeo; esta ayuda debilita a la fuerza inventiva y la iniciativa propia. Todo ensayo hecho por hijos del país, es una experiencia vigorosa y un trabajo científico que se connaturaliza en la mentalidad y energía del país.>>

Ojalá, pues, como vehementemente se ansía, se estimulen ésos ejemplares esfuerzos del joven Ramos, y se recompensen los desvelos y demás perdidas sufridas a consecuencia de sus prolongados trabajos mentales y se proteja su invención, que no dudamos debe reportar apreciables ventajas a la República.

En nuestra madre patria, el eminente literato Amós Salvador, hablando de la importancia de los dirigibles, en apoyo de los inventores del dirigible << España>> se expresó así: Elementos que han de influir por modo poderoso en las guerras del porvenir; medios de locomoción, en fin, llegados a un grado tal de perfección, que fuera torpeza despreciarlos, cual fruto de teorías utópicas, y es cordura adoptarlos, estudiándolos y perfeccionándolos, como resultados de problemas científicos que han entrado ya en la realidad.>>
El Gobierno Español erogó una buena suma de dinero en apoyo a los proyectos de navegación aérea, y hoy en día aquellas tentativas son una realidad.

No dudamos que el Gobierno que dignamente preside el General don Fernando Figueroa, hombre previsor y amante del progreso, dará apoyo al joven Ramos para que lleve a la práctica su plausible proyecto.

P. Emilio Aparicio
San Salvador, 1910.

Saludos,

Tulio

Mirá qué interesante. Entiendo que el joven Ramos nunca recibió el apoyo que esperaba del gobierno para una causa tan innovadora? (Que me gusta la caricature de Mafalda donde dice “modernos los antiguos”…)
Por cierto, el Dr. Darío Gonzalez era mi bisabuelo.

Marco

Realmente interesante!!!

Lo bueno seria que, alguien en San Salvador pudiera ir a la hemeroteca, archivo nacional o al periodico y ver si existen noticias subsiguientes al tema.

En Guatemala hubo en su tiempo, una idea similar, de una especie de globo aerostatico, y existen datos en el Diario de Centroamerica, incluyendo diagramas de la aernoave, pero esta nunca paso a mas de ser una idea.

Saludos,

Tulio

Por el momento no encontramos información referente al dirigible “Centro América” pero existe una referencia de 1932 en la que el Sr. Matilde Guzman hizo una propuesta al ministro de Guerra y Aviación para la construcción de un dirigible acondicionado con seis hélices. Estamos buscando mas datos para confirmar si finalmente se efectuó la construcción y vuelos de demostración en Ilopango.